Las 7 mejores panificadoras de 2021 -guía & comparativa-

Panes-integrales

¿Sabes que la OMS recomienda comer 250 gramos de pan al día?

Eso es el equivalente a una baguette entera. ¿Sorprendido?

Pues son varios los estudios (como este o este) que han demostrado que el pan no engorda e incluso conviene consumirlo en dietas de adelgazamiento por sus altos valores nutritivos y su elevado poder saciante.

El pan es una excelente fuente de energía que te aporta hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibra, pero ni una gota de grasa.

¿Dónde está el problema entonces?

En que la mayoría de panes que compramos y comemos no son de calidad sino que están elaborados de forma industrial, con harinas refinadas, aditivos y demasiada sal.

Si quieres despertarte con olor a pan recién hecho y no tener que volver a comprar pan de dudosa calidad te interesa saber (y te lo cuento):

  • Cómo funciona una panificadora y qué tipo de pan puedes hacer con ella
  • Qué debes tener en cuenta si quieres comprarte una
  • Y cuáles son las mejores panificadoras del mercado

Y un apunte importante, las panificadoras no solo hacen pan también hacen bizcochos, masa de pizzas, pasta fresca, mermeladas y algunas hasta yogur. ¿Cómo te quedas?

Las 7 mejores panificadoras

Estas son las mejores panificadoras disponibles a día de hoy. Las 7 opciones son buenas compras pero ten en cuenta tus necesidades para elegir la que más te convenga.

Todos los modelos tienen función de programación y 3 niveles de tostado, por eso no lo menciono en las descripciones pero sí puedes encontrarlo en la tabla comparativa final.

7. Moulinex Pain Doré

Sencilla e intuitiva. Ideal para primerizos

Si nunca has tenido una panificadora y quieres probar con esto de hacer tu propio pan y tu presupuesto es ajustado, no lo pienses mucho y compra la Moulinex Pain Doré.

Moulinex es una de las marcas de referencia en la fabricación de muchos electrodomésticos, panificadoras incluidas, y este es su modelo más sencillo.

Pero, ojo, que sea sencilla no significa que sea básica o que no dé juego. Al contrario, con sus 12 programas puedes hacer de todo: pan casero, bizcochos, masas para pizza y pasta y mermelada.

Además, en caso de que seas celíaco, esta panificadora te hará la vida más fácil porque tiene programa para pan sin gluten.

Otra cosa que no tiene es ventana transparente que te permita ver cómo va el pan pero a cambio las funciones y los programas se seleccionan de manera fácil e intuitiva y todo se muestra claramente en su pantalla LCD.

Una de las grandes ventajas de la Pain Doré es su tamaño ligero y compacto. Es de las que menos ocupa, así que es posible tenerla en un rincón de la encimera sin que moleste. También es de las que menos pesa, así que es muy buena opción si no tienes mucho espacio en la cocina y tu idea es tenerla guardada y sacarla solo cuando vayas a usarla.

A pesar de ser de las panificadoras más pequeñas hace panes de hasta 1 kg con 3 opciones de tamaño: 500 gr, 700 gr y 1000 gr.

En resumen, la Moulinex Pain Doré es una opción interesante y barata con buena relación calidad-precio.

Como extras incluye: vaso medidor, cuchara medidora, gancho para extraer la pala y manual con 11 recetas.

Pros
  • Compacta y ligera
  • Muy fácil de usar
  • Hace pan sin gluten
Contras
  • No tiene ventana transparente
  • El manual no trae muchas recetas

6. Moulinex Home Baguette

Para familias o personas que quieran hacer gran cantidad de pan de una tanda

Es la más completa de los modelos de panificadoras Moulinex, pero también la más cara.

La Moulinex Home Baguette es una panificadora XXL. No solo por ser de las más grandes en cuanto a tamaño, sino también por ser de las que más cantidad puede elaborar de una sola hornada, con hasta 1.5 kg de pan (con 3 tamaños de 750, 1000 y 1500 gr).

También es de las que más recetas trae, 45 en total, y de las pocas que tiene 2 palas de mezclar y amasar en lugar de 1. Esto permite que pueda realizar la mezcla y el amasado de forma homogénea incluso con panes grandes.

Pero lo más interesante de la Home Baguette es precisamente que permite hacer baguettes.

Ya te expliqué que las cubetas de las panificadoras son rectangulares o cuadradas y que por eso el pan que hacen tiene forma cúbica. Pues esta panificadora trae un soporte especial para hacer pan en forma de barra o baguette.

Puede hacer hasta 4 baguettes a la vez, pero ten en cuenta que no se trata de baguettes grandes y largas sino más bien individuales, como del tamaño de un bocadillo (de unos 18 cm de largo y 90 gr). Aun así, es de las pocas panificadoras que lo hace, así que si está función te parece interesante, la Home Baguette te merece la pena.

Ten en cuenta que el proceso de hacer baguettes no es 100% automático como el de otro tipo de panes. Me refiero a que una vez la panificadora tenga lista la masa para las 4 baguettes, tienes que ser tú quién saque la masa, la divida en 4 trozos y les de forma de baguette (en el libro de recetas de la panificadora viene explicado con fotos paso a paso). Después las metes de nuevo en la panificadora con su soporte especial para que se horneen. Es muy fácil y no tardas nada pero en este caso no podrás meter los ingredientes y que el pan se haga solo, sino que tendrás que dedicar 5 minutos a meter las manos, literalmente, en la masa.

Al tener más capacidad y más potencia, la HomeBaguette también tiene más del doble de vatios que cualquier otra panificadora por lo que consume más energía eléctrica, aunque no de forma tan exagerada como para que realmente lo notes cuando llegue el recibo de la luz.

Entre sus 16 programas no podía faltarle uno para poder hacer pan sin gluten y también dispone de ventana de visualización.

Como extras incluye: 2 bandejas para baguettes y soporte, vaso medidor, cuchara medidora, gancho para retirar las palas, pincel de silicona, cuchilla de greñado (para hacer los cortes o surcos que tienen algunos panes) y manual con 45 recetas.

Pros
  • Hace baguettes
  • 2 palas para amasado más homegéneo
  • Con ventana de visualización
  • Puede hacer panes de hasta 1.5 kg
Contras
  • Un poco grande
  • Precio más elevado

5. Unold Backmeister Onyx

La panificadora para los que no quieren teflón

La Unold Backmeister tiene dos particularidades interesantes que no tiene ninguna otra panificadora.

La primera es que su cubeta no está revestida de teflón sino que es de cerámica. Y esto, que no tenga teflón, para muchas personas es un punto determinante.

La segunda es que tiene un programa que se puede personalizar. Esto es interesante para poder hacer elaboraciones con ajustes distintos a los que vienen ya preestablecidos.

Entre sus 12 programas, no tiene ninguno específico sin gluten pero su manual sí trae recetas para hacer este pan usando distintas combinaciones de programas. Y también, en caso de que seas celíaco o intolerante al gluten, puedes usar el programa personalizable y customizarlo con las medidas adecuadas para hacer tu pan gluten free.

Una cosa que podría no gustarte es que los botones solo están en alemán y las instrucciones no son todo lo claras que podrían ser. Además, la pantalla es pequeña y se ve un poco mal.

Al igual que todas las demás panificadoras puede hacer mermelada, pero el propio fabricante recomienda comprar una segunda cubeta para usar exclusivamente con mermelada. La explicación: que si se usan frutas ácidas se puede llegar a dañar el recubrimiento anti-adherente cerámico y que luego el pan se acabe pegando.

Por otro lado, la cubeta es vertical, algo no muy práctico si le quieres poner semillas u otros aderezos a tu pan en la fase de horneado.

Lo que sí tiene es una ventana grande en la tapa y una capacidad de hacer panes de hasta 1 kg ( con tamaños de 500, 700 y 1000 gr).

Como extras incluye: vaso medidor, cuchara medidora, gancho para retirar las palas y manual con 20 recetas.

Pros
  • La cubeta está libre de teflón
  • Tiene ventana de visualización grande
  • Con programa personalizable
Contras
  • Los botones están en alemán
  • La pantalla LCD pequeña
  • Tiene la cubeta vertical

4. Princess 152006

Una panificadora con buenas prestaciones a precio ajustado

La Princess es una panificadora bastante completa y una buena opción si tu presupuesto es limitado pero quieres tener algunas funciones extras que en general no tienen las panificadoras baratas.

Hace todos los tipos de panes, bizcochos, masas y mermeladas que elaboran las panificadoras de precio más elevado pero además, y esto te puede resultar muy interesante, también puede preparar yogur.

También destacar que entre sus 15 programas tiene uno específico para pan sin gluten. Y en cuanto a capacidad, te permite elaborar panes con tamaño entre 650 y 900 gr.

Si no te defiendes con los idiomas te puede resultar molesto que todos los controles y botones están en inglés, pero no te preocupes, que las instrucciones sí están en castellano y ahí podrás ver lo que significa cada cosa.

De todas maneras no es muy difícil de programar así que seguro que enseguida te haces con ella.

También adelantarte que las recetas que trae en el manual no están especificadas en mililitros o gramos, sino en tazas y cucharadas, así que para hacerlas tendrás que usar siempre el vaso medidor y la cucharita que trae la panificadora.

La Princess se considera de gama media-baja debido a que los materiales con los que está hecha no son tan robustos como los que usan otras marcas, así que quizás no te dure toda la vida pero por lo que ofrece y lo que cuesta es una opción interesante.

Como extras incluye: vaso medidor, cuchara medidora, gancho para retirar la pala y manual con 15 recetas.

Pros
  • Hace yogur
  • Tiene programa sin gluten
  • Precio económico
Contras
  • Los botones están en inglés
  • El manual es un poco confuso
  • Los materiales podrían ser más robustos

3. Panasonic SD-2512

Calidad, diseño y muchos programas

Es una de las panificadoras más innovadoras y de calidad del mercado.

Una de las características especiales de la Panasonic SD-2512 es que tiene dos dispensadores inteligentes, uno para pasas, frutos secos y semillas y otro para levadura.

La gracia del primero, el de frutos secos, es que la máquina los incorpora en el momento preciso, y no tienes que ser tú quién esté pendiente de incorporarlos manualmente en el momento que toque.

Y en cuanto al segundo dispensador, el de la levadura, es especialmente útil si vas a usar a menudo el programa de hacer pan en diferido y te explico por qué.

Cuando quieres levantarte con pan recién hecho debes dejar la panificadora programada y con todos los ingredientes dentro antes de irte a dormir, y en alguna ocasión puede ocurrir que la levadura empiece a actuar antes de tiempo. El dispensador, en cambio, la introduce en el momento justo y evita que esto ocurra.

Otra novedad de esta panificadora es que lleva un sensor de temperatura que hace que los programas se regulen y ajusten según la temperatura ambiente.

Esto que en teoría ayuda a conseguir un pan más perfecto, tiene la desventaja de que tiene tiempos de elaboración más largos porque tiene un tiempo de reposo inicial y entre fases más largo. Así que, si por regla general si con otras panificadoras tienes tu pan en 3 horas, con la Panasonic Sd-2512 no lo tendrás en menos de 4.

Es la panificadora que tiene muchas funciones, con un total de 33 programas, de los cuales 18 son para panes, 13 son para masas y 2 para mermelada y compota. Y entre todos, no podía faltar uno para poder hacer pan sin gluten.

Una de las funciones más novedosas de la Panasonic y que no tiene casi ninguna otra panificadora que tiene un programa especial para hacer masa madre.

Otras panificadoras pueden hornear panes de una masa madre comprada o hecha a mano pero una función específica para hacer masa madre son palabras mayores (hacer masa madre requiere de unos tiempos de amasado y fermentado largos y muy específicos).

La calidad material de esta panificadora se refleja especialmente en su cubeta más resistente y durable reforzada con partículas de diamante para una mejor anti-adherencia.

Un apunte importante aquí, a pesar de lo que piensa mucha gente, la Panasonic SD 2512 no está libre de politetrafluoroetileno o PTFE, más conocido como teflón. El revestimiento de su cubeta es, como en el 99% de las panificadoras, de teflón pero reforzado con las partículas de diamante.

Otro punto a favor es que la pala se desprende muy fácilmente comparada con las otras panificadoras. Además de que trae una pala especial para hacer pan de centeno y un manual de instrucciones muy completo que incluye 50 recetas.

Los puntos débiles son que es más pesada que otros aparatos, que no tiene ventana de visualización y que los controles y botones están en inglés, aunque por otro lado es una máquina bastante intuitiva y fácil de usar.

En cuanto a la cantidad, el máximo que elabora son 600 gr de pan (en 3 tamaños de 400, 500 y 600 gr) por lo que si tienes una familia grande quizás te resulte escaso.

Como extras incluye: pala de amasar especial para la harina de centeno, vaso medidor, vaso medidor para masa madre, cuchara medidora, cuchara medidora para masa madre y manual con 50 recetas.

Pros
  • Con dispensador inteligente de levadura y frutos secos
  • Prepara masa madre
  • Tiene materiales de calidad
Contras
  • Programas más largos que otras panificadoras
  • Los botones están en inglés
  • Precio más elevado
  • Hace pan de máximo 600 gr

2. Clatronic BBA 3505

Funcional, para los que no piden más que pan natural

La Clatronic BBA es una panificadora de gama media.

No destaca especialmente en diseño ni en funciones pero es fácil de usar y cumple perfectamente con su cometido: hacer buenos panes.

Tiene 12 programas y es capaz de elaborar pan de hasta 1 kg (con dos tamaños preestablecidos de 750 y 1000 gr).

Si buscas un programa sin glutén no es la mejor opción porque no lo tiene, pero si esa no es una función que necesites entonces la Clatronic 3505 puede ser una opción que te interese.

Eso sí, los botones están en alemán, lo que al principio te puede resultar un poco molesto porque tendrás que estar traduciendo con las instrucciones, pero cuando te los aprendas no tendrá ningún misterio.

El manual de recetas también se queda un poco corto, ya que solo trae 13, aunque para empezar tienes más que suficiente.

Con lo que sí cuenta es con una buena ventana de visualización en la parte superior para controlar fácilmente el preparado.

Como pega avisar de que el material antiadherente de la cubeta no es de excesiva calidad y puede descascarillarse con el tiempo más fácilmente que en otras.

Como extras incluye: vaso medidor, cuchara medidora, gancho para retirar las palas y manual con 13 recetas.

Pros
  • Sencilla y funcional
  • Con ventana de visualización
Contras
  • No tiene programa sin gluten
  • Los botones están en alemán
  • El revistimiento de la cubeta es algo débil

1. Moulinex Pain & Délices

Versatilidad a muy buen precio y la más completa para celíacos

La Moulinex Pain & Délices es la hermana mayor de Moulinex Pain Doré, no porque pueda hacer más cantidad de pan sino porque es un aparato de gama más alta, con mejores calidades y más funciones.

Para empezar se nota una mayor robustez y diseño al estar hecha no solo de plástico sino también de acero inoxidable.

Y en cuanto a las posibilidades de elaboración, la Moulinex Pain & Delices tiene 20 programas lo que la convierten en una de las panificadoras más versátiles.

Especialmente interesantes para celíacos, alérgicos e intolerantes al gluten es que no solo tiene un programa sin gluten sino que tiene 3 programas especiales sin gluten para poder hacer pan salado sin gluten, pan dulce sin gluten y bizcocho sin gluten.

Y el otro extra que te encantará si eres amante de los lácteos es que hace yogur y queso fresco. Para ello tiene 3 programas con los que elabora hasta 1 litro de yogur de leche de vaca, cabra o soja, yogur líquido y queso estilo requesón o queso fresco.

El resto de programas (14) son para distintos tipos de panes, masas, bizcochos y mermeladas.

En capacidad, puede hacer hasta 1 kg de pan (en tamaños de 500 gr, 700 gr y 1 000 gr).

Al igual que el resto de panificadoras Moulinex es fácil de usar, con un cuadro de mandos sencillo y un manual de instrucciones completo y bien explicado.

Todo esto hace que la Pain & Delices sea una de las panificadoras más completas y con mejor relación calidad-precio que existe en el mercado. No conseguirás una máquina mejor a menor precio.

Como extras incluye: vaso medidor, cuchara medidora, gancho para extraer la pala, recipiente para yogur, filtro para requesón y manual con 20 recetas.

Pros
  • Hace yogur y queso
  • Tiene 3 programas sin gluten
  • Excelente relación calidad-precio
Contras
  • No tiene ventana de visualización
  • No trae demasiadas recetas

Tabla comparativa mejores panificadoras

Aquí te dejo un resumen con las funciones y características principales para que puedas comparar fácilmente las panificadoras y elegir la mejor en tu caso.

Nota: si la ves en móvil desplaza la tabla con el dedo para ver todas las columnas


Moulinex Pain Doré

Moulinex Home Baguette

Unold Backmeister

Princess 152006

Panasonic
SD2512

Clatronic 3505

Moulinex Pain Délices
Dimensiones31 x 29 x 29 cm
48.8 x 39.6 x 38 cm29.5 x 35.5 x 28.5 cm35.5 x 23.5 x 31.5 cm
38.9 x 25.6 x 38.2 cm31.5 x 43.5 x 32.5 cm31.7 x 29.0 x
29.8 cm
Peso3.8 kg4.5 kg5.3 kg5.75 kg7.5 kg6 kg4 kg
Capacidad máx 1 kg1.5 kg1 kg900 gr600 gr1 kg1 kg
Programas12161215331220
Programable hasta15 horas15 horas13 horas13 horas13 horas13 horas15 horas
MaterialPlásticoPlásticoPlástico y acero inoxidablePlásticoPlástico y acero inoxidable
PlásticoPlástico y acero inoxidable
Revestimiento cubetaTeflónTeflónCerámico TeflónTeflón y partículas
de diamante
TeflónTeflón
Potencia650 W1650 W600 W600 W550 W600 W720 W
Ventana superiorNoNoNo
Niveles de tostado3333333
Programa sin glutenNoNo
Precio

Guía para comprar la mejor panificadora

No todas las panificadoras son iguales, ni tienen las mismas funciones, ni ocupan el mismo espacio.

Aquí  te explico las claves para que puedas decidir cuál es mejor para ti según tus necesidades y presupuesto.

Cómo funciona una panificadora

Una panificadora es un aparato eléctrico sencillo, eficaz y (muy importante) limpio que realiza todo el proceso de elaboración del pan, o lo que es lo mismo mezcla, amasa, fermenta y cuece.

Está formada por:

  • Cubeta o molde, que es el recipiente donde se elabora el pan
  • Pala o aspa, que es el accesorio que mezcla los ingredientes y amasa
  • Programas o funciones, que son las distintas opciones automáticas que debes seleccionar según el tipo y la cantidad de pan que quieras hacer

La mayoría de panificadoras viene con un vaso medidor, una cuchara medidora y un manual con recetas adaptadas a su modelo. Así que lo único que te faltaría para hacer tu propio pan sería una báscula de cocina para pesar los ingredientes y una rejilla para que repose se enfría (pero ni se te ocurra comprarte una que con la del horno te sirve).

Panificadora-extras

La panificadora hace todo. Lo único que tienes que hacer tú es:

  1. Elegir los ingredientes (según prefieras pan de trigo, de centeno o de cualquier otro cereal)
  2. Medir las cantidades y seleccionar el programa en función de la receta
  3. Decidir el nivel de tostado que te guste para la corteza
  4. Sacar el pan de la máquina una vez esté listo y disfrutarlo

Fácil, ¿verdad?

Por último, le pasas un paño húmedo o una esponja a la cubeta para limpiarla y queda lista para la siguiente hornada.

Aquí te dejo un vídeo para que veas mejor todo el proceso:

Qué tipo de pan puedes hacer con una panificadora

Mucha gente piensa que en una panificadora solo puedes hacer pan de molde. ¿Es cierto?

Rotundamente no.

Lo que ocurre es que la forma del pan que hace la panificadora viene determinada por la cubeta, que es el lugar donde se elabora el pan. Y como las cubetas de las panificadoras son todas cúbicas, el pan sale con esa forma (igual que el pan que se muestra en el vídeo de arriba).

Al no tener forma alargada como las barras tradicionales sino más bien forma rectangular o cuadrada, como el pan Bimbo, surge la falsa creencia (obviamente entre las personas que no tienen una) de que una panificadora solo hace pan de molde.

Pero la panificadora puede hacer tantos tipos de panes como alcance tu imaginación: dulces, salados, integrales, con semillas, con frutos secos…

con todas las variedades de harinas que quieras: de centeno, de trigo sarraceno, de espelta, de masa madre…y por supuesto sin gluten si eres celíaco o tienes intolerancia a esta sustancia.

Cubeta de Pan

También puedes elegir el nivel de tostado del pan, que es lo que determina que quede más o menos dorado y crujiente. Eso sí, hagas lo que hagas serán panes rectangulares siempre.

Llegados a este punto una pequeña advertencia: un pan de panificadora no es igual que uno de horno. Lo mismo que una pizza casera no es igual que una de pizzería.

Ambas pueden estar riquísimas de forma diferente, pues lo mismo con el pan. Y si no que se lo pregunten a todas esas personas que desde que pusieron una panificadora en su vida no han vuelto a comprar pan fuera (yo incluida).

Y otra peculiaridad del pan hecho en panificadora: se queda con un pequeño agujero en la parte de abajo (como también se ve en el vídeo). Esto ocurre porque la pala amasadora que está en el fondo de la cubeta se suele quedar dentro del pan cuando se hornea y después hay que sacarla (tranquilo que es súper fácil y además, casi todas traen un gancho especial para hacerlo).

Cuánto tarda en hacerse el pan en una panificadora

Aquí influyen varios factores como el tipo de pan que hagas, la cantidad, el programa que uses y la marca y modelo de tu panificadora.

Como aproximación general un pan de 750 gr tarda en hacerse algo más de dos horas. Si es de 500 gr, tardará menos y si es de 1 kg tardará más. Así que puedes calcular entre un mínimo de 1.5 horas y un máximo de 3.

Todas las panificadoras ofrecen la posibilidad de programar la elaboración, con lo que puedes dejar la máquina programada la noche antes y así tener tu pan listo cuando te levantes o cuando llegues de trabajar.

Por ejemplo, si te levantas a las 7 am programas la máquina para que se ponga en marcha a las 4 am y así tienes pan recién hecho para el desayuno. Y lo mismo si quieres pan para la cena. En ese caso, lo dejas preparado y programado antes de salir de casa y te lo encuentras hecho cuando regresas de trabajar.

Importante: ¿Y si se pone en marcha de madrugada no me despertará en mitad de la noche?

La respuesta general es no, pero la respuesta honesta es que depende mucho de tu sensibilidad a los ruidos. No todos tenemos la misma tolerancia y mientras que algunas personas duermen como troncos otras se despiertan con un mosquito. Ni a mí ni a la mayoría de usuarios de panificadoras nos molesta el ruido pero ya sabes que siempre hay alguna excepción que confirma la regla.

Mi consejo: Ante cualquier duda mejor compra, prueba y si no te convence lo devuelves, pero no te quedes con las ganas ni dándole vueltas.

Qué puedes hacer con una panificadora además de pan

Ya te adelantaba que una panificadora es una caja de sorpresas y que aparte de cientos de variedades de panes, también hace bizcochos y panes dulces como pan de leche o brioches.

Y como seguro que también eres fan de las pizzas caseras, estás de enhorabuena porque podrás hacer masa de pizza en la panificadora de forma fácil y rápida, sin amasar ni ensuciar la cocina. En este caso, la panificadora hace el trabajo duro de mezcla y amasado y luego tú le das la forma, le pones los ingredientes que quieras y la metes al horno.

También puedes usarla para hacer pasta fresca si además de pan de calidad quieres empezar a comer pasta casera integral, por ejemplo, y dejar de comprar pasta seca en el supermercado.

panificadora

Y si panes, bizcochos, masa de pizza y pasta fresca no te parece suficiente, las panificadoras también elaboran mermeladas, compotas, arroz con leche y algunos modelos hasta requesón y yogur.

Como ves, con un solo aparato puedes mejorar tu alimentación sin apenas dedicarle tiempo ni esfuerzo y comer cosas que te gustan de forma más sana y saludable de lo que haces ahora.

Diferencia entre panificadora vs. amasadora y robot de cocina

Muchas, porque son electrodomésticos distintos.

En realidad, la mezcla y el amasado lo puedes hacer con cualquiera de los 3 aparatos. Pero con la amasadora y el robot de cocina una vez hecha la masa toca meterla en el horno convencional para que se cocine.

En cambio, la panificadora es la única que te hacer un pan completo (lo amasa, lo fermenta y lo hornea)

En resumen:

  • La amasadora amasa pero no hornea.
  • El robot de cocina cocina muchos tipos de alimentos y también elabora masas pero tampoco hornea.
  • La panificadora amasa, fermenta y hornea.

Dicho esto, una panificadora también te permite usar solamente la función de amasado y de fermentado, en caso de que para algunos tipos de panes o bizcochos concretos decidas realizar el horneado en el horno (porque quieras darle una forma diferente, por ejemplo). Con estas funciones es también como haces la masa de pizza que luego tienes que cocinar en el horno.

Entonces, ¿qué aparato me conviene? Depende del uso que quieras darle.

Si lo que quieres es un aparato que solo amase porque tu idea es hacer siempre la cocción en el horno convencional, entonces te conviene una amasadora o un robot. Si lo que quieres es un aparato que te permita elaborar distintas comidas, entonces mejor compra un robot de cocina. Pero si tu idea es hacer pan con frecuencia, al menos un par de veces a la semana, entonces la panificadora es la mejor opción.

Cuáles son los beneficios de tener una panificadora

En mi opinión, el beneficio principal es que mejoras tu alimentación comiendo pan natural, sin conservantes y con el tipo de harina que prefieras.

Haciendo tu propio pan siempre sabrás el origen y la calidad de los ingredientes que usas en un alimento tan importante como el pan que come a diario toda la familia.

Cortando pan integral

El segundo beneficio es que no solo mejoras tu alimentación sino que lo haces sin apenas esfuerzo porque la máquina hace todo el trabajo y no te quita tiempo. Esto para mí es una de las claves. Yo no quiero madrugar (más) ni pasar horas haciendo pan, por eso para mí una panificadora es un aparato genial que aunque ni mucho menos me resuelve la vida sí me ayuda a ganar tiempo y comer mejor.

El tercer punto importante es que tu cocina se mantiene limpia y ordenada. La panificadora realiza todo el proceso en el mismo recipiente y cuando acaba solo tienes que pasarle un paño húmedo para limpiarla. Así que tampoco pierdes tiempo teniendo que limpiar la cocina o el aparato.

Una panificadora es muy sencilla de usar. No importa si no eres un cocinillas o si nunca has hecho pan en tu vida. Es un electrodoméstico eficiente pensado para la vida moderna: pones los ingredientes en la cubeta, aprietas los botones y te olvidas.

Eso sí, quizás tengas que experimentar un poco e incluso acabes tirando a la basura tus dos o tres primeros panes, porque, como todo en la vida, hay que pillarle el truco y sobre todo probar variaciones hasta encontrar el tipo de pan que más te guste.

En definitiva, una panificadora es perfecta si quieres comer mejor pero no te apetece perder horas en la cocina.

Y si te encanta el pan y la pasta pero eres celíaco o intolerante al gluten, qué te voy a contar. En ese caso, una panificadora es uno de los imprescindibles de tu cocina porque te permite volver a disfrutar de estos alimentos con normalidad y sobre todo con tranquilidad.

En qué debo fijarme para comprar una panificadora

Una vez que tienes claro que te quieres pasar al pan casero y natural, esto es lo que debes tener en cuenta para elegir la panificadora que te conviene:

1. ¿Cuánto pan necesitas elaborar de una vez?

Para saberlo ten en cuenta si vives solo o si sois una familia.

Y también piensa si prefieres hacer pan todos los días o solo usar la panificadora un par de días y hacer pan para toda la semana (el pan aguanta varios días fresco pero igualmente lo puedes congelar y luego calentar en el horno o en la tostadora y queda estupendo).

Algunas panificadoras tienen más capacidad que otras y aunque la mayoría hace hasta 1 kilo de pan, piensa bien en tus necesidades para no quedarte corto.

2. ¿Cuánto espacio tienes en la cocina?

Mide bien el espacio libre que te sobra en la encimera antes de comprar ninguna panificadora. No es que sea un electrodoméstico gigante pero ocupa parecido a una freidora.

Hay ligeras diferencias de tamaño entre ellas y en estos casos unos centímetros pueden marcar la diferencia entre que tu panificadora encaje en tu cocina o que no tengas donde ponerla.

Si tu idea es tenerla guardada en algún armario y solo sacarla cuando vayas a usarla, seguramente te conviene una que no pese mucho y sea cómoda de mover.

3. ¿Qué recetas quieres hacer?

Me refiero aparte de pan, claro.

Porque no todas hacen yogur, o masa madre o tienen programas especiales para elaboraciones sin gluten. Así que si algunas de estas funciones extra son importantes para ti, asegúrate de que la panificadora que eliges las tiene.

Nota: que una panificadora no tenga programa específico sin gluten no quiere decir que no puedas hacer pan sin gluten con ella. Puedes hacerlo, lo que ocurre es que tendrás que experimentar hasta encontrar los tiempos correctos (la masa sin gluten es normalmente más húmeda que la masa normal, no necesita de tanto amasado, debe fermentar sólo una vez y requiere un tiempo de horneado más largo).

4. ¿Qué potencia tiene?

Como norma general, cuanta más potencia, más consumo eléctrico. Pero tranquilo que las panificadoras gastan menos que los hornos y no vas a ver afectada tu factura de la luz ni aunque la uses mucho.

5. ¿Se puede programar?

Esta es la función que te permite levantarte por la mañana con olor a pan recién hecho y la mayoría de panificadoras la tiene, pero si te encanta la idea de desayunar pan caliente nunca está de más asegurarse que tu panificadora es programable, por si acaso.

6. ¿En qué otras cosas puedo fijarme?

Aunque para mí ninguna de estas cosas es determinante, son características en las que depende de lo que busques te puede interesar fijarte:

  • Palas: el accesorio que mezcla y amasa los ingredientes. Normalmente las panificadoras tienen una pala pero algunos modelos tienen dos, lo que permite un amasado más eficaz.
  • Ventana transparente: no es que esto sea algo por lo que yo descartaría una panificadora porque como he dicho antes, para mí la ventaja de este electrodoméstico es que me hace la vida más fácil y no tengo que ocuparme de nada, así que no me pongo a mirar a ver cómo va la masa o cuánto ha crecido, pero algunas personas prefieren poder ver sin necesidad de tener que abrir la tapa, ya que esto puede producir algún cambio de temperatura que afecte al proceso.
  • Recetas: como las cantidades y tiempos pueden variar entre distintas panificadoras, cada marca tiene sus recetas preestablecidas. Todas las panificadoras traen un manual con recetas pero algunos modelos traen 10 y otros 50. Yo personalmente no le doy importancia a si la panificadora viene con muchas o pocas recetas porque en internet se pueden encontrar millones tanto en vídeo como en texto para el modelo concreto que tengas.

Consejo: si no tienes experiencia haciendo pan, comienza por recetas sencillas y fáciles. Ya tendrás tiempo de complicarte más adelante con panes de trigo sarraceno y centeno de doble fermentado con semillas de lino y sésamo. 

¿Te ha resultado útil?
(A 4 personas les a parecido útil este artículo. Promedio: 5)